¿Cómo queda Venezuela tras los procesos electorales de 2017?

La victoria del chavismo debilita la credibilidad de los sectores de oposición e impulsa a las fuerzas gubernamentales de cara a las presidenciales de 2018.

En las elecciones municipales realizadas este domingo, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) obtuvo la victoria en más de 300 alcaldías de las 335 que contiene la nación, con una participación de más de nueve millones de venezolanos.

Además de la amplia mayoría, y pese al boicot de sectores de la oposición, estos resultados representan una victoria para el chavismo respecto a los últimos comicios municipales, ya que en 2013 el PSUV consiguió 240 alcaldías.

>> Presidente Maduro: Hoy ha triunfado la esperanza popular

Esta sería la tercera victoria electoral por parte de las fuerzas del chavismo en 2017. La primera fue el 30 de julio, cuando más de ocho millones de venezolanos eligieron a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), y la segunda ocurrió el pasado 15 de octubre, momento en que el PSUV ganó en 18 gobernaciones, que se convirtieron en 19, con el triunfo de Omar Prieto en el estado Zulia (electo con el 57,3 por ciento).

Participación popular

El pueblo venezolano acudió a votar de manera cívica, sin que se presentaran mayores inconvenientes, para votar por los candidatos de su preferencia.

De esta manera, ejercieron su derecho al sufragio cerca de 9.345.000 electores (lo que representa el 47,32 por ciento del padrón electoral).

Esto evidencia la creencia del pueblo en el sistema electoral y desmonta el argumento de la oposición y las fuerzas internacionales sobre presuntos fraudes en los comicios, concepto al que siempre se afirman al perder algún sufragio.

Desprestigio de principales partidos de oposición

Los principales partidos de la oposición decidieron no participar en los comicios, lo que debilitó aún más su credibilidad frente al pueblo venezolano.

Las decisiones tomadas por sectores de la oposición venezolana les han impedido conformarse como una alternativa para los venezolanos. En cuatro meses, los principales partidos de la oposición pasaron de llamar a sacar al Gobierno por la violencia, para luego presentarse a elecciones y, finalmente, abstenerse.

Pese al boicot, el chavismo se impuso en 23 municipios capitales de estado y en el municipio Libertador, Distrito Capital, frente a dos la oposición: Municipio Libertador de Mérida con el partido Movimiento Al Socialismo (Mas) y San Cristóbal, Táchira, con el partido Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei).

¿Adelanto para las presidenciales?

Esta victoria representa un nuevo impulso para el chavismo, pues confirmó la amplia mayoría con la que cuentan las fuerzas gubernamentales, que se supieron sobreponer a las adversidades de la derecha nacional e internacional.

El mandatario venezolano Nicolás Maduro expresó que esa senda de victoria no solo se mantendrá con las presidenciales, sino también con el referendo para la aprobación de nuevo texto constitucional que impulsará próximamente la ANC.

Es destacable la elección de la dirigente socialista Erika Farías como alcaldesa del municipio Libertador, donde radican los principales poderes del Estado.

Por otra parte, el presidente Maduro reiteró que continuará con la aplicación de su estrategia, basada en el diálogo y la comunión de ideas, tanto con los sectores afines al Gobierno como con aquellos que adversen el proceso revolucionario.

“Voy a convocar una reunión con los 335 alcaldes para hacer un solo plan de servicios públicos, de agua, de transporte, con quien gane. Creo en el diálogo, en la palabra, en el trabajo conjunto”, afirmó el mandatario.

Estas acciones permitirán llegar más cerca de los electores y fortalecer sus posibilidades de mantener el dominio de las fuerzas chavistas en las presidenciales de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *