Comunidad El Guayabo retorna a sus tierras

13 ene. Colombia Informa.- “Todo empezó en el 2002, un 17 de septiembre. Eso de los paramilitares por acá estaba muy feo. Y desde 2012, un 11 de diciembre, empezaron con eso de la acciones legales”, cuenta uno de los miembros de la comunidad de El Guayabo y Bellaunión (Municipio Puerto Wilches, Departamento Santander) quienes el pasado 13 de diciembre fueron desalojados a la fuerza de sus tierras.

Este 12 de enero ambas comunidades comenzaron un proceso asambleario -respaldado por el Coordinador Nacional Agrario y la Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar- del cual salió como resultado la decisión de retornar a las tierras que les quitaron a la fuerza el 13 de diciembre. Hacia las 11 de la mañana un centenar de personas retomaron los predios con el reclamo unánime de “TIERRA, TIERRA”.

El pasado diciembre unas 60 familias, aproximadamente, quedaron sin viviendas ni tierras para trabajar y ganarse sus sustentos. En enero, vecinos de otras regiones como la Costa Caribe, el Centro Oriente, el Sur de Bolívar, Cesar y Sur del Cesar se sumaron a la acción reivindicativa de recuperación de la tierra, como muestra de solidaridad.

Entrada de las y los pobladores de El Guayabo a sus tierras.

“La agencia de tierras ya ha dicho que no nos podían desalojar hasta que se aclare la titularidad de esta tierra. Son baldíos que ocupamos hace más de 40 años. Sin embargo, el 13 de diciembre 2017 vinieron a desalojarnos. No hay garantías. Ya la estrategia es distinta, menos violenta. Pero es la misma: sacarnos de las tierras donde nacimos y nos criamos”, concluye este miembro de la comunidad.

Desde 1977 las comunidades comenzaron con el Instituto Colombiano para la Reforma Agraria -Incora- los procedimientos para la titulación de estos baldíos y así poder reconocer su derechos sobre esas tierras.

Pero en 2002 Rodrigo López Henao, un terrateniente que se declara desplazado por la guerrilla, llegó con acciones ilegales y legales para reclamar estos predios. La Unidad Nacional de Víctimas no incluyó a López Henao en su registro de víctimas.

Un centenar de personas tomaron posesión de la finca de San Felipe, ocupada por cuidanderos del señor Rodrigo Lopez Henao, quien desde 2002 adelanta procesos legales e ilegales para desalojar familias víctimas que tienen más de 40 años de posesión de estas tierras.

La comunidad presente en esta retoma, exige presencia inmediata de los entes de control nacionales, regionales e internacionales. Se comunicó con oficinas de la Organización de Naciones Unidas y con la Defensoría nacional, a quienes pretenden entregar los ocupantes de la finca que fueron evacuados del sitio con sus pertenencias (entre la cuales había una escopeta de 28 tiros, una arma poco común para cuidar ganado).

 

Arma ocupada a los cuidanderos de la finca.

El Guayabo

Esta comunidad debe su nombre a una época en la que los “hombres toma trago” de la localidad iban a “empinar el codo” los sábados en la noche a otros sitios y los domingos regresaban a sus tierras para pasar “el guayabo” (resaca). Sus fundadores cortaban y vendían la madera para la construcción de los botes que navegan por el Río Magdalena. La picardía de su nombre está presente en la risa de esa comunidad que ante un proceso de desalojo no pierde ni la fuerza ni la esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *