31Julio2014

Está aquí: Inicio

Artículos

754 presos inician la huelga de hambre en la cárcel de Girón Santander - Colombia.

Huelga de hambre en la cárcel de Palogordo por falta de atención médica y pésimas condiciones al interior de la cárcel.

Escrito por FCSPP-

05 de Junio de 2012

Los Presos Políticos recluidos en la cárcel Palo Gordo en Girón Santander, anuncian que más de 754 presos entre los que se encuentran presos sociales y presos políticos, entran en una huelga de hambre indefinida mientras que el resto presos, del establecimiento penitenciario en mención, continuarán con acciones de desobediencia civil tales como el no uso de uniformes o el no dejarse contar por la guardia penitenciaria. Esta medida es tomada para exigir garantías y respeto a los derechos humanos de la población reclusa. También manifestamos los Presos Políticos que la huelga de hambre y desobediencia pacífica la mantendrán hasta que el gobierno nacional a través ministerio de justicia y de la dirección general del INPEC conforme una comisión negociadora que brinde salidas reales a la vulneración de derechos en las cárceles.


Buenos días. Mi nombre es Julio Ursuga, Preso Político en Giron Santander: Un saludo al comité de solidaridad con los presos políticos por el acompañamiento que viene haciendo, en materia de defensa de los derechos humanos, a todos los internos.

Comunicado público: La población reclusa de la penitenciaria de alta y mediana seguridad de Girón Santander, informamos a la opinión pública nacional e internacional; a las organizaciones sociales y populares; organizaciones defensoras de derechos humanos; a organismos de control; a familiares y amigos, que a las 00:00 horas del día de hoy (5 de junio de 2012) nos declaramos en huelga de hambre y desobediencia pacífica indefinida anta la grave situación  que se viene presentando respecto al tema de salud; hacinamiento; expendio y otros en esta penitenciaria.

El problema de salud: es un problema de carácter nacional, toda vez que CAPRECOM EPS es la empresa prestadora del servicio de salud para toda la población reclusa. En nuestro caso CAPRECOM tiene dos meses que no presta el servicio. En la actualidad no tenemos servicio odontológico; médico constante; la farmacia no cuenta con ninguna clase de medicamentos que puedan suplir la necesidad de algún incidente o enfermedad urgentes, lo cual pone al borde de la muerte a cientos de reclusos en todo el país.

En la actualidad tenemos en esta penitenciaria a 3 internos que padecen enfermedades terminales -Cáncer- y 9 internos que padecen el virus del VIH, y más de 200 internos que requieren tratamiento siquiátrico.

El problema de hacinamiento ya supera el 10%; el servicio de expendió está funcionando mal desde hace más dos años. Por tales razones manifestamos al pueblo colombiano que esta huelga de hambre y desobediencia pacífica la mantendremos hasta que el gobierno nacional a través ministerio de justicia y de la dirección general del INPEC conforme una comisión de alto nivel negociadora que pueda dar una salida rápida a toda esta problemática.

Por último, invitamos a todas las organizaciones sociales y populares; organizaciones defensoras de derechos humanos; a organismos de control nacionales, para que nos acompañen con sus denuncias en defensa de nuestros derechos humanos en relación a la salud y la vida.

“Los presos de Colombia hemos perdido nuestra libertad, pero no nuestra dignidad, ni nuestros derechos”.

Prisión Palo Gordo – Girón Santander -

 

Comunicado a la opinión pública

Prisión de girón - Santander

Junio 5 de 2012

Los presos del patio N°9 de la prisión de Girón que estamos clasificados en la fase de mediana y mínima seguridad denunciamos Ante la opinión pública que la empresa CAPRECOM y el INPEC desde hace dos meses no nos están prestando el servicio médico, situación que atenta contra nuestra salud y la vida. No existen medicamentos para suministrar a los presos y la situación se empeora aún más cuando nos encontramos hacinados en condiciones inhumanas y degradantes que en nada se compadecen con nuestra dignidad humana.  El pésimo suministro de alimentación por parte de la empresa Unión Temporal MAXOL ha llegado al colmo del descaro al burlarse de los presos y de los organismos de control en abierta corrupción que se nota a simple vista, la batería sanitaria se encuentra deteriorada y en tales condiciones debemos hacer uso solo de cuatro inodoros y tres duchas para 190 internos que en condiciones de hacinamiento y hasta intoxicaciones por los alimentos descompuestos que nos suministra MAXOL debemos arreglárnoslas a nuestro modo. El servicio de expendio se convirtió en una situación incierta pues poco o nada existe allí para ofrecer a los presos y el valor de los productos son muy elevados.

Ante la grave crisis al interior de las cárceles los presos del patio N° 9 y en general de toda la Prisión de girón, Santander; nos declaramos en desobediencia civil y en huelga general de hambre de manera indefinida ante lo cual solicitamos la presencia e intervención de una Comisión de Alto Nivel del Gobierno Nacional, Procuraduría GENRAL DE LA Nación y Defensoría Nacional del pueblo.

Solicitamos además que el Ministro de justicia y la Dirección General del INPEC declaren la crisis y emergencia carcelaria existente, pues basta de tanto silencio y padecimiento a la que somos sometidos.

Cordialmente,

Presos del Patio N° 9

Prisión de Girón


 

Los Presos en Girón Santander continúan en huelga de hambre

08 de Junio de 2012

De los cerca de 754 presos en huelga de hambre, entre los que se encuentran presos sociales y presos políticos, ya algunos presentan graves lesiones en su integridad física debido al deterioro de su salud.

Uno de los presos que se encontraba en la huelga de hambre adelantada en la cárcel de Girón-Santander, desde el 5 de junio, presentó ayer, 7 de junio, graves complicaciones en su salud por lo que tuvo que ser internado en el área de sanidad de la cárcel. También informan los presos políticos que que otros 24 huelguistas podrían ser internados también en sanidad por debido al crítico estado de salud en el que se encuentran.

Las autoridades penitenciarias de Girón Santander les han proporcionado suero oral casero. Sin embargo la situación de los presos empeora cada día sin que las autoridades locales como la defensoría del pueblo o la secretaria de salud hagan una visita de asistencia médica y de verificación de la situación de los presos huelguistas de hambre.

Las autoridades de la cárcel Girón reconocen que la situación se les escapa de las manos en la medida que los presos optan por esta forma de exigibilidad de derechos frente gobierno nacional y sus instituciones como el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario –INPEC; el Ministerio de Justicia, a los que denuncian como actores generadores de violaciones a los derechos de más de 100 mil personas presas en todo el país.

El problema carcelario, en temas de salud; espacios de trabajo, estudio, recreación; hacinamiento; y las torturas, así como los tratos crueles, inhumanos y degradantes es general en el país. Sólo en la cárcel de Girón, denuncia los presos políticos, la situación de salud es insostenible. La empresa encargada de este derecho es CAPRECOM, entidad que lleva más de dos meses que no presta el servicio. No cuentan con servicio odontológico; no tienen médico constante; la farmacia no cuenta con ninguna clase de medicamentos; existen en esta cárcel 3 internos que padecen enfermedades terminales -Cáncer-; 9 internos que padecen el virus del VIH; y más de 200 internos que requieren tratamiento siquiátrico. El hacinamiento supera el 10%; el servicio de expendió no funcionando de forma regular desde hace dos años.

La cárcel colombiana, como la mayoría de las cárceles del continente, presentan una multiplicidad de problemas que no permiten hablar de ellos como mera crisis carcelaria, sino de una situación endémica, incrustada, continuada que se refleja en la inasistencia en salud; violencia intra-carcelaria; actos de torturas e impunidad para enfrentarlas; 60 de los 142 establecimientos existentes en el país están a punto derrumbarse por lo deteriorado de sus estructuras; altos niveles de hacinamiento que en el 2011 llegó al 41% general pero con casos particulares que superaban el 300% de hacinamiento; corrupción al interior del INPEC; construcción de nuevos establecimientos de reclusión sin garantías ni condiciones de habitabilidad para los internos; restricciones a las misiones especiales de verificación sobre la situación carcelaria.

Este panorama tiende a empeorar debido al populismo punitivo del poder legislativo con la creación de nuevos delitos y la sobre-criminalización; medida tomada para “atacar consecuencias de la desigualdad social y la pobreza”, más no a las causas estructurales de los conflictos sociales y las desigualdades. Esto contribuye a que se genere una situación insostenible: “impunidad de la gran criminalidad, por un lado, y combate irreflexivo de las pequeñas causas. Esa parce ser la formula catastrófica en materia penal y carcelaria.

Las soluciones que propone el gobierno pueden ser peores y agravar la situación actual: la intención de entregar a agentes privados la administración de las prisiones ya existentes, así como la construcción de otras; la reestructuración del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) para la creación de una nueva dirección administrativa en el ministerio de Justicia para apoyar al INPEC; la entrega a privados la atención en salud de las personas presas; y la promoción de un nuevo Código Penitenciario y Carcelario.Medidas todas planteadas sin realizar antes un diagnostico sincero de la política criminal del Estado ni de la situación de conflictividad que presenta el país.

Los presos solicitan al gobierno nacional que ordene una comisión de alto nivel entre el m ministerio de justicia y la dirección general del INPEC, para que se reúna con los presos, escuche sus planteamientos y busquen salidas oportunas y contundentes que pueda dar una salida rápida a toda esta problemática.