LA PAZ SE HACE CON TRANSFORMACIONES

29 de agosto de 2019. Comunicado Público de Congreso de los Pueblos.
Frente al vídeo publicado por Iván Márquez, Jesús Santrich y otros insurgentes,
en el que anuncian el regreso de la segunda Marquetalia a la lucha armada
defensiva argumentando, entre otras razones, la traición al acuerdo de paz
firmado con el Estado colombiano en la Habana en el 2016, el Congreso de los
Pueblos plantea las siguientes apreciaciones:
Era previsible, como consecuencia de los reiterados incumplimientos a los
acuerdos de paz, el asesinato de excombatientes, y de líderes y lideresas sociales
y la postura del Estado de hacer trizas los acuerdos en todos los ámbitos, que se
presentara la reacción de un grupo de rebeldes en el sentido de retomar la lucha
armada.
El Estado y los partidos políticos de la derecha, son responsables de las causas
estructurales que originan y mantienen la miseria, la discriminación, la
represión, la violencia y el terrorismo de Estado, que en los últimos 40 años
desapareció más de 80 mil colombianos y colombianas, la mayoría humildes,
líderes políticos de izquierda y luchadores populares. Son responsables del
genocidio de más de 3500 líderes sindicales en los últimos 35 años y de miles
de indígenas, afros, campesinos, mujeres y estudiantes. Este genocidio, contra
el movimiento social y popular, en los últimos tres años le ha costado la vida a
casi mil líderes y lideresas de las regiones, así como la judicialización de cientos
de ellos.
Para el Congreso de los Pueblos, no puede haber paz si persiste la injusticia
social, la desigualdad y la violencia contra los más humildes. La paz no se reduce
al silenciamiento de los fusiles, la paz debe ser transformadora, es decir, una paz
que garantice la permanencia y la autodeterminación de las comunidades y los
pueblos en los territorios, el derecho al agua, a la tierra, a la salud, a la educación,
y la garantía de la soberanía alimentaria; también la superación del patriarcado,
el racismo y cualquier forma de discriminación y eso no se puede dejar para
después. Nuestro camino no es la guerra, ese es el camino de las élites. La guerra
destruye la vida de los seres humanos y la naturaleza. Lo nuestro es la vida.Los mandatos del Congreso para la paz, nos convocan a seguir luchando por la
solución política al conflicto social y armado, la garantía de la vida, el derecho
a la protesta y la libertad para líderes y lideresas, pueblos y oposición política;
el cumplimiento de los acuerdos firmados con el movimiento social y las
insurgencias; la conformación de un gran movimiento por la paz que genere los
escenarios amplios, democráticos e incluyentes y convoque la movilización
nacional e internacional por una paz con cambios y transformaciones.
La movilización popular debe invitar al país a la construcción de esa paz
anhelada, debe ser un acto masivo, alegre y creativo que le exija a los que están
en el poder que se vayan y le abran paso a un modelo social y económico que
abogue por la vida, la felicidad y el bienestar de los pueblos.
CONGRESO DE LOS PUEBLOS
¡Propuesta de País para la Vida Digna!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *