Según el Derecho Internacional la Ciudad de Jerusalén no forma parte del Estado de Israel.

Casa Palestina de Aragón

Según el Derecho Internacional  la Ciudad de Jerusalén no forma parte del Estado de Israel.

La resolución 181 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, conocida como la resolución de partición de Palestina, establece que Jerusalén adquiere un estatus especial como  “Corpus Separatum” bajo la administración de las Naciones Unidas.

Nunca llegó a aplicarse esta administración internacional.

En la actualidad las Naciones Unidas consideran a la parte Oriental de Jerusalén un territorio palestino ocupado por Israel desde la “Guerra de los 6 días” de Junio de 1967.

En  1980, el parlamento israelí aprobó la “Ley de Jerusalén” que declaró unilateralmente Jerusalén como capital eterna e indivisible del Estado de Israel.  Las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 476 y 478 condenaron la “Ley de Jerusalén” declarándola una violación del Derecho Internacional.

Por todo ello, las organizaciones firmantes, rechazamos la violación del Derecho y la legalidad Internacional cometida por la administración Trump, reconociendo unilateralmente a Jerusalén como la capital del Estado de Israel que en nada contribuye a un deseado proceso de paz en la región.

Exigimos el respeto y el cumplimiento de la legalidad internacional y por tanto al Gobierno de España y a los países de la UE que más allá de las palabras intervengan para dar cumplimiento a dicha legalidad.

Exigimos la suspensión del acuerdo económico preferencial entre la UE e Israel, cuyo preámbulo establece que está supeditado al respeto a los derechos humanos y a las resoluciones de la ONU por las partes signatarias, y que se ponga fin a la ocupación, la colonización y el apartheid a la que se ve sometida por Israel

Hoy más que nunca cobra sentido el aislamiento político al régimen genocida de Tel-Aviv. Hagamos del Boicot, la Desinversión y las Sanciones una herramienta en manos de la sociedad civil, para luchar por que se haga justicia.
No queremos permitir actos falsamente culturales de Israel.
No queremos a Israel en las competiciones deportivas, en las que además, de modo racista, pretende ser país europeo.
No queremos colaboración científica con las universidades israelíes.
No queremos productos israelíes en nuestras tiendas.
No queremos un Israel impune. Queremos un Israel aislado.
Y queremos que se derribe el Muro.
Queremos que l@s refugiados tengan derecho al retorno.
Queremos que cese el robo de tierras, y que se vuelva, al menos, a las fronteras de 1967.

Desde la Casa Palestina de Aragón, con el apoyo del pueblo de Zaragoza y de Aragón, seguiremos reivindicando una Palestina Libre, con Jerusalén su eterna capital


¡¡¡Jerusalén es Palestina!!!
¡¡¡Viva la lucha de resistencia del pueblo palestino!!!
¡¡¡Viva Palestina libre!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *