Solidaridad con el pueblo boliviano

El 19 de noviembre se hizo una concentración en contra del golpe de estado en Bolivia y en solidaridad con su pueblo.

Comunicado:

Desde el movimiento zaragozano internacionalista, desde la Zaragoza que no se calla ante los ataques del imperialismo, denunciamos el golpe de estado que se ha dado Bolivia.

La violencia fascista comenzó tras la victoria electoral del Presidente Morales. La quema de viviendas contra líderes del MAS y ataques a sus dirigentes, como el vivido el martes a las puertas de la Asamblea Legislativa contra Adriana Salvatierra, titular de la Cámara alta y quien debería asumir la Presidencia del país según la Constitución Política del Estado, han sido una constante, hasta el punto de que el Presidente Morales y el Vicepresidente Linera, tuvieron que exiliarse, momentáneamente, a México, tras las amenazas contra su vida por parte del ejército y la policía federal, alentadas por los golpistas Mesa y Camacho. Son ya al menos 24 personas asesinadas, 490 heridas y 775 detenidas.

Las capas populares de Bolivia están llenando las calles de dignidad, poniendo el cuerpo y la vida frente a un gobierno golpista, títere de la oligarquía del país y del imperialismo, que está masacrando a las que les plantan cara, los están aniquilando por defender la democracia y la dignidad de los pueblos de Bolivia. Nos solidarizamos con Evo Morales y su gobierno en el exilio y con el pueblo boliviano el cual está siendo masacrado.

Desde que el domingo pasado se consumase el golpe la violencia se centra, sobre todo, en zonas campesinas como El Alto y Cochabamba. Los ataques a la simbología índigena y campesina como la quema de la Whipala, bandera cooficial de Bolivia y que representa la plurinacionalidad y diversidad del Estado, dejan claro el carácter racista y colonial del golpe y los golpistas. La comunidad internacional es cómplice con su silencio y los que reconocen a la golpista Añez como presidenta, cosa que ya ha hecho la Unión Europea, son tan asesinos como ella

Evo llegó a la presidencia en 2006 y adoptó importantes medidas populares como la nacionalización de recursos energéticos como el litio, siendo Bolivia el poseedor de casi el 70% de las reservas de litio a nivel mundial.

Los últimos 14 años de gobierno han tenido como principal característica el proceso de igualación social, la reducción de la extrema pobreza (de 38 al 15%), la ampliación de derechos para todos (acceso universal a la salud, a educación y a protección social), la indianización del Estado (más del 50% de los funcionarios de la administración pública son indígenas), la reducción de las desigualdades económicas (caída de 130 a 45 la diferencia de ingresos entre los más ricos y los más pobres); es decir, la sistemática democratización de la riqueza, del acceso a los bienes públicos, a las oportunidades y al poder estatal. La economía ha crecido de 9.000 millones de dólares a 42.000, ampliándose el mercado y el ahorro interno, lo que ha permitido a mucha gente tener su casa propia y mejorar su actividad laboral. Así, aunque enarbolen banderas de la democracia entendida como voto, en realidad se han sublevado contra la democracia entendida como igualación y distribución de riquezas.

La lucha antiimperialista es una lucha internacional y el triunfo popular y de la Bolivia anticapitalista depende, no solo del papel que juegue el pueblo boliviano, sino también de la batalla que podamos plantear nosotros desde la retaguardia del imperialismo. Por todo ello exigimos el fin de los ataques y la inmediata convocatoria de elecciones libres que garanticen la presencia del Movimiento al Socialismo y del Presidente Morales como candidato.

Basta de ataques imperialistas a los pueblos del mundo!
Toda nuestra solidaridad con la lucha del pueblo de Bolivia por la paz!
Evo el mundo está contigo! Arriba las que luchan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *