Bartolo Antonio Fuentes: El hombre que decidió romper el silencio de la barbarie y tragedia humanitaria que se vive en Honduras

19 octubre, 2018

Por: Sandra Rodríguez
Tegucigalpa, Honduras (defensoreenlinea.com).- Desde el martes está preso en Guatemala. La policía lo capturó en la ciudad fronteriza de Chiquimula, cuando acompañaba la Caravana de Migrantes hondureños que salió desde San Pedro Sula el pasado domingo 14, es Bartolo Antonio Fuentes, periodista y defensor de derechos humanos.

Según cifras en albergues y ciudadanos, más de cinco mil compatriotas han pasado por Guatemala desde que salió la masiva caravana con destino a México y Estados Unidos. A reacción de los y las desplazadas, es por la pobreza, falta de oportunidades, desempleo, corrupción y el repudio al régimen dictatorial de Juan Orlando Hernández, al grito de “Fuera de JOH”, parte de la Caravana ha cruzado a la ciudad Hidalgo, México.

Una de las personas que documentaba la movilización era Bartolo Fuentes, y ahora no se sabe su situación después de una conferencia de prensa del ilegal gobierno de Honduras que lo señalan como el responsable de que la gente huya del país. Días antes, hubo comunicados de prensa de parte de los gobiernos de México, Guatemala y Estados Unidos contradiciendo las acciones migratorias, incluso la amenaza del presidente de EEUU Donald Trump de quitar inmediatamente la ayuda económica que da a este país.

Juan Orlando Hernández y la encargada de Negocios de la Embajada de Estado Unidos en Honduras, Heyde Fulton, hicieron un llamado a los y las hondureñas para que no emigren y que por favor vuelan a sus hogares. Según trasmisiones en directos de diferentes medios de comunicación nacional e internacional, los y las migrantes afirman que “yo no quiero volver a Honduras”, específicamente cuando los policías y militares en las fronteras no les permiten el paso.

A Bartolo Fuentes se le conoce desde sus años de estudiante, fue un militante y fiel acompañante de las demandas estudiantiles, afirmó la defensora de derechos humanos y coordinadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (CODADEH), Berta Oliva.

Bartolo ha liderado desde su juventud a movimientos estudiantes y sus procesos de cambio, sus demandas siempre han sido para el Estado y él ha permanecido al frente de todos los movimientos en el país; cabe señalar -declaró Oliva- que su última incursión fue la oposición política partidaria, pero antes de todo “es ciudadano, socialista y comprometido periodista”.

“Bartolo Armando Fuentes es el hombre que decidió romper el silencio de la barbarie, la tragedia humanitaria que se vive en Honduras”, afirmó Bertha Oliva.

La emigración en Honduras es algo del diario vivir, es permitido en silencio, pero en menos de 24 horas miles de hondureños se juntaron en la ciudad norte de Honduras y partieron a pie, recibiendo la solidaridad a su paso, los transportan en diferentes vehículos, les comparte un pan con frijoles, le dan agua, ropa, atención médica, y no llevan nada de equipaje, porque no poseían nada.

“Ante la detención del Periodista, el COFADEH continúa con la demanda de justicia para él y su familia, porque Bartolo no es un delincuente, es un hombre comprometido, persistente y resistente”, dijo Bertha Oliva.

Lo último que ha trascendido es que el periodista hondureño Bartolo Fuentes arribará al aeropuerto internacional de Toncontín a eso de las 11:00 a.m. de esta mañana. El Gobierno de Guatemala lo mantuvo detenido desde el martes y no se sabe cual será su situación a pisar tierra hondureña.

El COFADEH demanda y exige que se respeten sus derechos y garantías, ante todo lo sucedido en estos días y acciones ejecutadas por las autoridades de Guatemala y este gobierno delincuente.

Contexto: El defensor de derechos y periodista Bartolo Fuentes fue denunciado por sus familiares como detenido-desaparecido, tras ser interceptado por la Policía de Guatemala, en el departamento de Chiquimula, y supuestamente sería retornado a Honduras cuando acompañaba a la Caravana Migrante que salió de San Pedro Sula, norte de Honduras, el domingo 14 de octubre.

IMG-20181017-WA0124El primer informe de su detención esta mañana, lo hizo la periodista Claudia Mendoza, quien da cobertura para un medio internacional de noticias, ella fue informada por Bartolo, a quien describe como “clave en la caravana, pues en su condición de periodista social, casado con el tema migración desde hace años, era la figura robusta y alentadora de los migrantes, quienes ahora viajan con sus coordinadores de zonas de origen”.

Luego su esposa Dunia Montoya confirmó que no sabe nada del paradero de su esposo, en su cuenta de la red social Facebook, la también periodista expresó que: JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ, HCH, SEÑOR JESÚS MEJÍA Y TODOS LOS MEDIOS TARIFADOS SERÁN LOS RESPONSABLES SI ALGO SUCEDE A LA VIDA DE BARTOLO FUENTES.

Bartolo Fuentes iba informando sobre la caravana, que se supone aglutina a más de tres mil hondureños y hondureñas de todas las edades. Según transmisiones a través de diferentes medios de comunicación, huyen de la exclusión, pobreza, falta de empleo y violencia que profundiza una crisis social, política y económica, bajo el régimen de Juan Orlando Hernández, amenazado ahora por el gobierno de Donald Trump, que si no detiene esta migración masiva suspenderá de inmediato la ayuda económica para el país centroamericano.

Pese a la criminalización que ha sido víctima esta caravana que viaja haciendo uso de su derecho a migrar y la estigmatización contra los y las hondureñas que se autoconvocaron para buscar asistencia humanitaria en México y Estados Unidos, miles de hondureños han intentado salir en esta semana, pero las fuerzas militares y policiales se lo impiden, obligándolos a buscar otras rutas que conduzcan a El Salvador y Guatemala.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 13: “Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso el propio, y a regresar a su país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *