GUATEMALA: ¡Ahora le toca al pueblo!

La unidad del pueblo abrirá las puertas hacia una nueva Guatemala

31 de enero de 2011

Frente Nacional de Lucha de Guatemala

Ayer el matutino Prensa Libre, con una breve nota, informó al país que un conjunto de organizaciones sociales, sindicales, campesinas y ambientales, junto con los partidos políticos de izquierda legalmente inscritos, se disponen a conformar un Frente Amplio, según la nota, “para participar en las próximas elecciones generales”.

El Frente Nacional de Lucha, FNL, ha sido parte de ese esfuerzo unitario y, desde que se dieron los primeros pasos, se ha adherido con entusiasmo a esta iniciativa. En consecuencia, nos sentimos en la obligación de ampliar la escueta noticia que circuló ayer:

Nuestro país no puede ni debe seguir sometido a los perniciosos efectos de una crisis general, que tiene por padre a un modelo excluyente y por madre a la codicia desmedida de unos pocos.

La corrupción campea por sus fueros; la inseguridad y la violencia crecen alimentadas por la impunidad; los recursos naturales y el ambiente se depredan para satisfacer voracidades externas;  el hambre y la desnutrición son hoy el pan nuestro de cada día; poderosos consorcios transnacionales saquean a diario la riqueza nacional; la juventud carece de alternativas; los derechos del pueblo, incluidos los pueblos indígenas, son violados a diario; en fin, como país vamos mal.

Ese es el resultado directo derivado de sucesivos gobiernos, primero de carácter contrainsurgente y luego de corte neoliberal (aunque mantienen plenamente vigentes las políticas represivas contra el pueblo), que han contribuido a crear un modelo de Estado que genera una minoría de ricos cada vez más ricos, a costa de millones de pobres cada vez más pobres.

Esta situación es, además, consecuencia del ejercicio del poder en beneficio exclusivo de minorías que han hecho de Guatemala su feudo particular y que  ahora pretenden perpetuar la injusticia y perpetrar, así, su voracidad y sus despojos.

Como ciudadanos y ciudadanas, no podemos permanecer indiferentes ante lo que hoy acontece. La inaceptable realidad actual nos obliga a tomar parte activa en un proceso auténtico de cambio.

Transformar esa realidad que hoy se nos impone, es tarea que corresponde a todas las personas y organizaciones que aspiremos a heredar, para las generaciones futuras, una Guatemala diferente. Todos los sectores sociales que tengamos la certeza de que una Guatemala distinta es posible debemos, ya, aunar esfuerzos para construirla. Debemos articularnos para, hombro con hombro, acumular la fuerza necesaria que nos permitirá generar los urgentes cambios que nuestra sociedad requiere, en rumbo hacia una Guatemala pluricultural, de la cual cada ciudadano y ciudadano pueda sentirse plenamente orgulloso de vivir en ella.

Forjar esa nueva Guatemala, que se dibuja en la letra y el espíritu de los Acuerdos de Paz, implica asumir una responsabilidad histórica de largo plazo, que desborda los calendarios electorales. Va mucho más allá.  Significa comprometernos, en unidad y con firmeza, en las diversas luchas que ya se han emprendido desde el seno del pueblo, en defensa de sus derechos básicos y de sus intereses superiores.   Obliga a romper con la dispersión, a superar divisiones, a encontrar los puntos de coincidencia y, a partir de ellos, tejer la trama de la que nacerá un futuro mejor para todos y todas.

Urge, pues, que generemos confianzas y que, a partir de voluntades comunes, emprendamos la marcha hacia el encuentro con esa Guatemala que nos ha sido largamente negada.

Debemos, cuanto antes, conformar un solo Frente, una sola fuerza que, nacida desde todos los sectores excluidos del acceso al disfrute de los bienes y servicios sociales, se convierta ya en la marea incontenible que barrerá, de Guatemala, las lacras que hoy la empañan y abrirá el espacio hacia ese futuro que se merecen nuestros hijos e hijas.

¡La Lucha Sigue!

Publicado en el diario Prensa Libre de Guatemala:

Nacionales

Quieren frente de izquierda

Partidos políticos de izquierda y organizaciones sociales, sindicales, campesinas y ambientales discuten la creación de un frente amplio para participar en las próximas elecciones generales.

POR LEONARDO CERESER

Los partidos Unidad Nacional Revolucionaria Guatemalteca (URNG) y Alternativa Nueva Nación (ANN) se reunieron ayer en la zona 2 con dirigentes de unas 18 organizaciones sociales, para discutir el proyecto.

Esa cohesión que podría ser denominada frente amplio también pretende incluir al movimiento político Winaq, cuyos delegandos han participado en reuniones anteriores.

Uno de los temas discutidos ayer fue definir la fecha para efectuar un llamado público convocando a otras organizaciones que se sumen al proyecto de izquierda, en busca de más poder al conseguir mayor representatividad de sectores.

Percy Méndez, secretario general adjunto de URNG, dijo que aún se discute la posibilidad de presentar candidatura presidencial para las elecciones, para lo cual, mucho depende de la integración de Winaq a esa fuerza política.

La fecha tentativa para oficializar el referido frente es el 26 de febrero, aunque aún deben determinar algunas alianzas, según los dirigentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.