MASACRE EN EL SUR DE BOLIVAR, COLOMBIA.

Los aragoneses Alavaro Sanz, Pablo Muñoz Y Luis Magrane denuncian desde denuncian desde Colombia una masacre en manos de paramilitares en la región del Sur de Bolivar.

El responsable  de Movimientos Sociales y Solidaridad de Izquierda Unida de Aragón, Alvaro Sanz, Pablo Muñoz Concejal del grupo municipal de IU en Zaragoza, y el Abogado Luis Mangrané han denunciado hoy la masacre de tres campesinos y mineros en el Sur de Bolívar (Colombia) a manos de grupos paramilitares.

Los hechos tuvieron lugar apenas una semana después de que la II Caravana Internacional por la Vida y el Territorio, organizada por Red de Hermandad y Solidaridad con Colombia, de la que los tres eran integrantes, visitará la zona de la masacre.

No en vano el objetivo de dicha Caravana era la recopilación de testimonios y denuncias sobre la difícil situación que atraviesan las comunidades de la región colombiana del Sur de Bolívar en materia de derechos sociales, derechos humanos, económicos y ambientales.

Concretamente se cierne sobre la zona una situación de espolio, despojo y desplazamiento de las comunidades provocada por los planes de desarrollo impulsados por el estado y las multinacionales principalmente de la minería y de la industria del agrocombustible para la generación de diésel a partir de palma aceitera.

Estos motivos, sumados a la permanente violación de los derechos humanos por parte del estado y los grupos paramilitares, provocaron el llamado de las organizaciones de la zona a la comunidad internacional, dando pié a la realización de esta misión de verificación y observación de Derechos Humanos, Económicos, Sociales y Culturales que se se desarrolló entre los días 3 y 12 de agosto y en la que participaron 40 representantes de 8 nacionalidades (España, Francia, Gran Bretaña, Japón, Argentina, Canadá, Estados Unidos, Colombia).

Lamentablemente los hechos vuelven a confirmar las denuncias recogidas por la misión internacional sobre violación de derechos humanos, cuando apenas trascurrida una semana de su visita, 20 paramilitares (extrema derecha), uniformados y con la cara cubierta, armados con fusiles e identificándose como Águilas Negras (uno de los grupos paramilitares más activos) entraron en el sitio denominado Casa Zinc, ubicado dentro de la zona visitada por la caravana, congregando en la plaza a todos sus habitantes, seleccionaron a 3 personas (un tendero, un joven minero y un campesino), les ataron y les torturaron en presencia de conjunto de la población para, finalmente y tras cortarles la lengua a dos de ellos, asesinarlos como medida de presión e intimidación hacía la población incitándola a que abandonara su territorio.

Sorprende que apenas un día antes fuerzas del Batallón Nariño del ejército colombiano, de forma inusual, se acantonaron a 20 minutos escasos del lugar de la masacre. El día de los hechos a pesar de encontrarse en las cercanías y de que la duración de los actos criminales fue prologada, las fuerzas militares no intervinieron en ningún momento para evitar la masacre. Cabe resaltar que este Batallón ha sido acusado en diferentes ocasiones de actitudes de connivencia con los grupos paramilitares. 
“Estos hechos criminales corroboran las denuncias recogidas por la Caravana Internacional y vienen a engrosar la larga lista de violaciones de derechos humanos a las que se ve sometida la población civil de la región que plantea alternativas al modelo de desarrollo impulsado por el estado colombiano y las transnacionales” afirman Sanz, Muñoz y Mangrané desde Bogotá, y finalizan adelantando que a su regreso expondrán el resultado del trabajo realizado por la II Caravana Internacional por la Vida en el Sur de Bolívar recogido en un informe final presentado hoy en la capital del estado Colombiano.

 


 

ALERTA URGENTE:

NUEVA MASACRE EN EL SUR DE BOLIVAR

EN MEDIO DEL SILENCIO COMPLICE DE LAS AUTORIDADES

 

Las organizaciones abajo firmantes, denunciamos ante la comunidad nacional e internacional, los  siguientes hechos que enlutan a los habitantes del Sur de Bolívar. 

HECHOS:
1.    El día 17 de agosto de 2011, aproximadamente a las 7:00 p.m., en el sitio denominado Casa Zinc, ubicado entre los corregimientos del Dorado y Canónico del municipio de Montecristo del Sur del Departamento de Bolívar, incursionó un grupo de aproximadamente 20 hombres armados y uniformados, en compañía de un hombre que la comunidad reconoce como desmovilizado, de nombre Javier,  alias “el enano”.

2.    El grupo armado que se identificó ante la población como Águilas Negras, procedió a reunir a toda la comunidad.  Alias el enano, señaló a los señores IVAN SERRANO, reconocido tendero y habitante  de la región, LUIS ALBEIRO ROPERO joven minero, de 18 años de edad  y al señor PEDRO SIERRA de 37 años de oficio agricultor, los tres hombres fueron amarrados.  Los hombres armados procedieron a ingerir licor y posteriormente asesinaron delante de la comunidad a PEDRO SIERRA, e hicieron a un lado a   los señores IVAN SERRANO y al joven LUIS ALBEIRO ROPERO,  a quienes  torturaron, les cortaron la lengua y asesinaron posteriormente. De dicha incursión quedó herido el señor CARLOS PALENCIA, agrominero  de la región.

3.    El grupo armado había establecido un retén en  el camino que del corregimiento de Canónico conduce a Casa de Zinc, desde las 3:00 p.m.,  allí retuvieron durante toda la noche a varios jóvenes habitantes de la comunidad que transitaban por el camino.

4.    Al parecer, el grupo armado venía de los corregimientos dos bocas, y la ventura del municipio de  Tiquisio, lugar donde tienen una base paramilitar de acuerdo a versiones publicas en la región.

5.    Es importante señalar que en el corregimiento el Dorado, hace presencia el Batallón de Infantería Mecanizado No. 4 Gr. Antonio Nariño, adscrito a la Segunda Brigada del ejército Nacional, con sede en Malambo Atlántico.  De acuerdo a versiones de la comunidad, el Ejército se encontraba acantonado en el corregimiento el Dorado, justo desde el día anterior (16 de agosto), a una distancia de tan solo 20 minutos en carro del sitio donde ocurrió la masacre.  De la misma manera, el ejército  se encuentra en la vereda la victoria del municipio de Norosí a  tres (3) horas de donde ocurrieron los hechos.

6.    Esta zona tiene una alta presencia de retroexcavadoras, las cuales incursionaron desde el año 2009, ante la mirada cómplice de las autoridades locales y regionales.  Estos hechos que han sido oportunamente denunciados por la comunidad y las organizaciones que les acompañan han venido agravándose. Se calcula que existen en la región aproximadamente 60 retroexcavadoras.

7.    Así mismo se ha venido realizando alertas ante la presencia, fortalecimiento y crecimiento acelerado de los grupos paramilitares en la región. El accionar paramilitar se ha observado principalmente en los municipios de Montecristo y Tiquisio, sin que se conozca de acciones por parte de la Fuerza Pública tendientes a neutralizarlos.

8.    Desde el día 28 de marzo de 2011, dados los elevados riesgos para la vida e integridad personal de los habitantes del Sur de Bolívar, así como de los líderes sociales de la región, se había solicitado al Vicepresidente de la República, y los Ministros del Interior y Justicia, Defensa Nacional, así como a la Fiscal General de la Nación, el Procurador General de la Nación, el Defensor del Pueblo y el Gobernador del Departamento de Bolívar, entre otras autoridades, se convocara con URGENCIA la reunión de la Mesa de Interlocución del Sur de Bolívar. Aproximadamente cinco meses después ocurre esta masacre, ante el silencio y abierta y descarada omisión de estos servidores públicos.

Bogotá, 18 de agosto de 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.