GUATEMALA: DESALOJO VIOLENTO DE UNA RESISTENCIA PACÍFICA EN DEFENSA DE LA TIERRA

Ayer, viernes 23 de mayo, desalojaron brutalmente la resistencia de  La Puya, que se mantenía desde hacía más de dos años en defensa de su territorio frente a la amenaza de un megaproyecto minero. Hay 11 civiles heridos y 4 detenidos.

Se llama la Puya, es una finca situada entre San José el Golfo y San Pedro Ayamuc, a unos 45 minutos no más de la capital de Guatemala. Pero la Puya ya no es un lugar, es un símbolo poderoso que ha ido creciendo en la conciencia de todo un país y más alla de sus fronteras: un símbolo de dignidad, de lucha por la justicia, de resistencia pacífica y de organización.

Todo comenzó un uno de marzo hace ya dos años, en 2012). Estela Reyes, harta de ver pasar máquinas sin saber que hacían, harta de temer lo peor, harta del silencio, se plantó frente a una excavadora y no se movió hasta que el conductor le explicó que la mina se iba a hacer, que iban a perforar aquellas tierras… Y allí empezó todo. La alarma se extendió y poco a poco las dimensiones de la amenaza se fueron conociendo.  A lo que se enfrentaban era a un megaproyecto minero que había sido urdido en el más absoluto silencio, un proyecto que podía abarcar 107 mil hectáreas, el 1% del total del territorio del país, y cuya puerta de entrada era precisamente La Puya.  La empresa a la que se enfrentaban era y es canadiense, Radius Explorations Ltd., pero asociada con una local que funciona como subsidiaria, para poder utilizar como parapeto su nombre chapín: Exploraciones Mineras de Guatemala, S.A. (Exmingua). Para extraer el oro no les importa hacer lo que sea necesario, utilizando los procesos más agresivos y destructivos de perforación y sin importar las consecuencias de una contaminación irreversible en muchos casos. Porque los únicos datos que manejan y tienen peso en sus estudios son los beneficio ;  según el análisis de Chlumsky, Armbrust y Meyer (CAM) de Colorado La Puya contiene “recursos inferidos de 216 mil 200 onzas de oro y recursos indicados de 57 mil 800 onzas de oro”, sin embargo apuntan que todo eso se podría “duplicar o triplicar o incluso más” mediante un concentrado programa de perforación.

Y no se perdió tiempo en asustarse por las dimensiones del monstruo que estaba a punto de instalarse en sus campos, en sus hogares, en el agua, en el aire… Se levantó una resistencia que mantuvo una vigilancia permanente durante día y noche durante dos años. Una resistencia armada con la convicción de quien lucha por la justicia, quien lucha por la madre tierra, quien lucha contra la locura y la destrucción, contra el expolio más evidente y vergonzoso. Durante dos años han resistido y se han hecho escuchar, pese a las amenazas de muerte, pese a las amenazas de desalojo, pese al pasar del tiempo. Una resistencia que ha inspirado a otros, que se ha hermanado con otras resistencias…

Pero ayer sufrieron un ataque brutal e imperdonable, un desalojo tremendamente violento. Tras los hechos de ayer hay unos 11 heridos y 4 detenidos. Desde primeras hora de ayer viernes 23 de mayo se desplegó un fuerte dispositivo de la Policía Nacional Civil (PNC), alrededor de unas 40 patrullas toman posiciones en la zona desde primera hora de la mañana. 

Hoy desde el Comité de Solidaridad Internacionalista de Zaragoza expresamos nuestra solidaridad con los pobladores en resistencia y con todas las organizaciones sociales y movimientos guatemaltecos que defienden los derechos humanos por encima de los intereses económicos de empresas privadas que sólo buscan el beneficio y lucro propio a costa de vulnerar los intereses y derechos de la población. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.