El No Golpe de Estado que sacude a Zimbabue

21 nov. Coloombia Informa.- Esperanza y zozobra han sido las reacciones ante la intervención militar del 13 noviembre 2017 en Zimbabue. Esta acción pone en jaque al Presidente Robert Mugabe, quien se encontraba en el poder desde 1980 (año de la Independencia de esta nación del Sur del continente africano). No se sabe del paradero de su esposa Grace Mugabe, quien podría haber salido del país; y se espera que el Parlamento destituya a Mugabe, quien no ha accedido a renunciar al poder.

El Ejército declaró que no se trataba de un Golpe de Estado sino que era una medida de emergencia para que Mugade deje de limpiar los elementos de oposición dentro de su partido. Grace Mugabe había manifestado su voluntad de reemplazarlo después de su muerte. Como medida de control, el Ejército se posicionó de la cadena de televisión nacional.

El pasado sábado miles de personas salieron a la calle en varias ciudades del país para exigir que Mugabe entregue el poder. A pocos meses de las próximas elecciones (a celebrarse en abril 2018), los hechos de estos días son una oportunidad de cambio. El primer síntoma de este cambio es que ahora existe la posibilidad de salir a la calle, aunque sea para respaldar a un Ejército conocido por represivo.

Contexto de los últimos días

Unos días atrás Mugabe había destituido a Emmerson Mnangagwa, su vicepresidente, porque era visto como probable reemplazo al Jefe de Estado. Sin embargo, Mnangagwa fue nombrado este domingo nuevo jefe de la Unión Nacional Africana de Zimbabue- Frente Patriótico – ZANU-PF -, el partido en el poder.

Los medios internacionales debaten acerca de si esta intervención militar se trataba o no de un Golpe de Estado. Más allá de la definición política de Golpe o no Golpe, esta se trata de una lucha interna por el poder en el seno la ZANU-PF.

La ZANU era una de las dos guerrillas en medio de la guerra de independencia junto con la de la Unión de los Pueblos Africanos de Zimbabue -ZAPU-. Robert Mugabe era un reconocido líder de la ZANU. Esto hizo que él como veterano fuera sean un actor político y social importante en el país.

Sin embargo, su movimiento de base este año se negó a participar en los festejos por la Independencia, declarando su inconformidad con el estado de las cosas, y en los últimos días retiró completamente su apoyo a Mugabe e hizo público su respaldo al exvicepresidente Mnangagwa.

Cabe destacar que Mnangagwa fue aliado de Mugabe durante muchos años y tiene en su haber varias denuncias de violación de derechos humanos. “Ha sido vinculado a las matanzas de los 80, masacres perpetradas en Matabeleland, lo que llaman el Gukurahundi, dudo que Mnangagwa vaya a ser un gran líder, hay que tomar eso con precaución es una aleta para el futuro de Zimbabue”, advierte el periodista Salym Fayad.

La tierra y los recursos naturales

La Guerra de Independencia de Zimbabue fue motivada por el problema del acceso a la tierra. Solo 6.000 campesinos blancos tenían el 40% de la tierra, dejando así a 4.5 millones de campesinos negros con las tierras menos fértiles.

El Acuerdo de Paz mediante el cual se logró la independencia a Zimbabue frente al colonialismo del Reino Unido, aseguró que el 3% de la población blanca se quedaría con 20% de los diputados en el parlamento. Mediante esta cláusula se dejaba sin efecto las tentativas de una reforma agraria basada en principios voluntarios.

Una vez en el poder, Mugabe implementó los planes de ajuste estructural del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial con lo cual dejó al país al borde del colapso. La falta de tierra y alternativas económicas llevó a ocupaciones de tierras masivas. Finalmente en el año 2000 se aplicó una reforma agraria que expropió a los blancos y redistribuyó la tierra.

Según Mahmood Mamdani, profesor de la Universidad de Makarere, en Uganda, esta se trataba de una medida anticolonial necesaria pero tuvo consecuencias graves como el retiro de parte de la ayuda internacional. Así se empeoró la situación económica del país y ocurrió un brote de violencia. En Europa, y especialmente en el Reino Unido, se denunció fuertemente esta reforma porque iba en contra de los intereses de familias británicas.

A pesar de esto, la agencia Zim Online afirma que los únicos beneficiarios de esta reforma fueron algunas familias negras cercanas al poder, lo cual llevó al país a un decrecimiento del 60% de la producción. Obviamente, el fracaso de la reforma agraria fue uno de los elementos de la desastrosa situación económica actual del país.

Según el periodista Salym Fayad, “el afán en la implementación y la falta de capacitación a los campesinos negros han sido causas del fracaso de la reforma que alimentó la crisis económica. Se calcula que más o menos la mitad de la población está exiliada, en gran mayoría, por motivos económicos”. Este periodista también considera que el colapso económico el Gobierno de Mugabe lo fue volviendo un ŕegimen más y más represivo.

Además de sus tierras fértiles, Zimbabue tiene reserva de minerales como asbesto, cobre, níquel, oro, hierro, platino y diamantes. En 2016, Mugabe inició un proceso de nacionalización de la producción de diamantes lo cual provocó el descontento de los inversionistas del sector. Esta nación es una de las 10 principales exportadores de piedras preciosas en el mundo.

Reacciones internacionales

Mientras la Unión Europea y la Organización de Naciones Unidas expresaron sus preocupaciones y llamaron al diálogo; Alpha Condé, Presidente de la Unión Africana, advirtió que no aceptará un Golpe de Estado en Zimbabue.

En 2016, el Zimbabawe independent reveló una polémica internacional, mientras Gran Bretaña anunciaba su respaldo económico a un futuro Gobierno de Mnangagwa pues afirmaba que con él si se podía hacer negocios, Francia y Alemania rechazan esta postura al considerar a Mnangagwa como cruel.

Circulado muchas especulaciones en cuanto al rol de China, principal inversionista en el país. La nación asiática recibió a Constantino Chiwenga, General del Ejército de Zimbabue, en los días precedentes a esta intervención militar que tiene todas la características de un Golpe.

Reacción de los movimientos sociales en Sur África

Los movimientos sociales han salido en una serie de comunicados denunciar lo que califican de Golpe Militar. Según la Federación Sudafricana de Sindicatos -SAFTU- el Ejército no está intentando salvar los zimbabuenses del colapso de su economía o del sistema político, sino que es sostenido una fracción de quienes han jugado un rol central en el masivo refugio de millones de zimbabuenses en busca de mejoras económicas.

Numsa, el sindicato metalúrgico, denuncia en su comunicado oficial que nada bueno puede salir de un Golpe Militar y advierte que aunque no apoya a Mugabe, los militares pueden ser peor salida.

Mientras tanto, el Economic Freedom Fighters, partido anti-capitalista disidente del Congreso Nacional Africano, considera que Mugabe ha sido manipulado por oportunistas en su entorno (incluyendo su esposa) y que el ANC debería darle asilo político.

Nota de la Edición: El martes 21 noviembre, mientras el Parlamento estaba discutiendo si destituía al Jefe de Estado Robert Mugabe, este último les hizo llegar una carta donde renunció voluntariamente a su cargo para permitir una transición de poder. Esta nota ya estaba publicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *