¡BASTA DE IMPUNIDAD PARA LA ULTRADERECHA GOLPISTA EN VENEZUELA!

¡BASTA DE IMPUNIDAD PARA LA ULTRADERECHA GOLPISTA EN VENEZUELA!

Desde el Comité de Solidaridad Internacionalista de Zaragoza rechazamos con toda firmeza las
recientes declaraciones del Presidente del Gobierno español, Sr. Rajoy, acerca del proceso judicial
seguido en Venezuela contra el opositor golpista de ultraderecha Leopoldo López Mendoza. Tales
declaraciones constituyen una intolerable injerencia en los asuntos internos de un país hermano, la
República Bolivariana de Venezuela, y están motivadas por el hecho de que el gobierno de ese país
enfrenta sin reparos los intereses del capital multinacional, poniendo los recursos de Venezuela a favor del
pueblo.

Lo que le exigen al venezolano, con más o menos descaro, los gobiernos capitalistas, con los de Estados
Unidos y España a la cabeza, es impunidad para los crímenes de Leopoldo López y otros sujetos
siniestros como él al servicio del imperialismo norteamericano, el más despiadado de la historia de la
humanidad.

Este personaje no es ninguna víctima de la represión gubernamental, tal y como lo presentan los medios
de comunicación capitalistas, tergiversando escandalosamente la verdad de los hechos. En el 2002
participó activamente en el golpe de estado contra el presidente Hugo Chávez. De haber triunfado
semejante asonada militar hubiera significado un baño de sangre para el pueblo venezolano, como
atestigua el comportamiento de los golpistas durante el breve tiempo que lograron usurpar el poder al
legítimo presidente del país.

En Enero de 2014 Leopoldo López, tras ser indultado por un caso de corrupción rampante, vuelve a
protagonizar un nuevo intento contrarrevolucionario y antidemocrático, haciendo un llamamiento en un
vídeo televisado a derrocar al presidente electo del país, Nicolás Maduro, mediante un golpe de estado
callejero. En este nuevo ataque golpista mueren 42 personas cuya responsabilidad es enteramente
atribuible al personaje en cuestión. Para este sujeto es para el que piden la libertad gobernantes como el
propio Obama o algunos altos cargos de la ONU y por el que expresa su preocupación Rajoy, cubriéndose
por entero de oprobio.

En realidad están exigiendo impunidad de actuación para un representante político violento, con absoluta
responsabilidad por las muertes acaecidas bajo su exhortación golpista, que obra enteramente por cuenta
de la vieja oligarquía venezolana. Una oligarquía que no se resigna a perder su papel dominante,
estrechamente vinculado con sus privilegios económicos. Una pérdida de privilegios producida a favor del
pueblo, a caballo del proceso revolucionario bolivariano, que ha enfrentado, con notable éxito para las
clases trabajadoras y populares, las imposiciones políticas y económicas del imperialismo norteamericano.
La Revolución Bolivariana ha hecho desaparecer de Venezuela el analfabetismo y la falta de asistencia
sanitaria, mal endémico por ejemplo en Estados Unidos. Con sus políticas sociales han subido los
indicadores sociales y el nivel de cultura y educación de los venezolanos, incluso a nivel universitario; al
mismo tiempo, lacras como la pobreza y la indigencia experimentaron un importantísimo descenso. Estos
indicadores han sido confirmados por la propia ONU y logrados gracias en gran parte a la recuperación de
los recursos naturales del país, principalmente el petróleo.

Todo esto es lo que no le toleran el imperialismo y la oligarquía venezolana, así como su estrecho aliado
en España, el gobernante Partido Popular, con Rajoy a la cabeza, al gobierno bolivariano; primero el de
Chávez y ahora el de Maduro. Por ello exigen impunidad para sus mercenarios políticos y paramilitares
como Leopoldo López, para que puedan seguir asesinando al pueblo venezolano y a sus dirigentes, sin
pagar por sus crímenes.

Contra todos ellos expresamos nuestro más profundo rechazo y reafirmamos nuestra más firme
solidaridad para con la República Bolivariana de Venezuela y su gobierno revolucionario.

¡Viva la Revolución Bolivariana!
¡Viva Venezuela socialista!
¡Chávez vive, la lucha sigue!

27 de octubre de 2014

Puedes descargar el documento aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.