Se nos fue nuestra COMPAÑERA MARIA LUISA

La mañana del 26 de Diciembre, a sus 84 años Combativos y Solidarios nos dejo Maria Luisa Atienza.

La Lucha Sigue – Editor

Nos conocimos en Julio del 99, en La Laguna ( Dipilto), cuando la asamblea de la comunidad decidió bautizar el nuevo poblado surgido después del Mitch como Villa Comandante “Manuel Pérez”.
Nuestros caminos se cruzaron por la Solidaridad Internacionalista, por la Solidaridad auténtica, la de los pueblos, por Nicaragua, por Colombia.
Desde entonces fuiste un ejemplo para la gente de nuestro Comité por tu sabiduría, tu firmeza, tu experiencia, por tu coherencia personal, por tu militancia inclaudicable contra las injusticias.
Estamos tristes Compañera, estamos bien jodidos, te fuiste sin avisar, pero que suerte hemos tenido de conocerte y compartir contigo  experiencias, luchas, alegrías, enojos y mas que nada que suerte que nos has enseñado y demostrado que hay que luchar, que siempre hay que luchar, como Manuel, como Sandino, como Carlos,como el CHE, como tu misma, COMPAÑERA MARIA LUISA.
Te queremos compa.
Comité de Solidaridad Internacionalista de Zaragoza

SE NOS FUE EL ANGELITO

Radio La Primerísima | 26 diciembre de 2009

Maríaluisa Atienza Salamero. Podríamos describirla de muchas maneras y seguramente ninguna acertaría. Digamos pues, que era un ser humano excepcional.

Amó al pueblo colombiano, al pueblo cubano, al pueblo nicaragüense y al pueblo mexicano.

Pero fue orgullosa militante de todas las causas de todos los pueblos de todas las justicias.

Una mujer de ñeque.

Firme. Generosa. Doctora, maestra, arquitecta del amor.

Sandinista. Boliviariana. Martiana.

Danielista. Chavista. Fidelista.

Cristiana.

Amiga. Mi amiga.

Hermana. Mi hermana.

Baluarte inexpugnable en la lucha porque todos los seres humanos supiéramos vivir como seres humanos.

Sin odios.

Sin rencores.

¿Quién llevará sus flores cada 8 de noviembre a la tumba de Carlos Fonseca?

¿Con quién iremos a la próxima manifestación del Frente Sandinista de Liberación Nacional?

¿A quien arrullaremos cada noche de Sin Fronteras?

Ella ya descubrió el misterio: ya sabe que hay después de esta vida.

A sus 84 años, una bestia conduciendo un vehículo la arrancó de la acera de lo que fue su casa los últimos 18 años, poco después de las cinco de la madrugada de este sábado 26 de diciembre de 2009.

Nos dejó huérfanos.

Cada vez más solos.

Y sin embargo, tan unida a todos que es como si ella viviese en nosotros.

¿Qué puede más? ¿el dolor de haberla perdido o la felicidad de haberla conocido, compartido, vivido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.